7 DE agosto, 2017

Materiales de construcción para estructuras metálicas

Materiales de construcción para estructuras metálicas

Autor: MetalTec

Elegir los materiales de construcción es uno de los aspectos más importantes para planear un proyecto de construcción. Tienes que asegurarte de su disponibilidad local, realizar una cotización general de todo lo que necesitarás y medir la idoneidad según la estructura que vas a construir. En este artículo haremos énfasis en los materiales comúnmente utilizados para crear estructuras metálicas. El motivo del por qué somos específicos y no hablamos de los materiales requeridos en la obra de forma general, es que antes de todo, hay que asegurarse que el cimiento de tu edificación cuente con los materiales adecuados para asegurar su firmeza y durabilidad.

Los materiales de construcción más utilizados para estructuras metálicas

Como anteriormente se mencionó, existen diversos metales para construir una buena estructura. Sin embargo, hay que entender primero su división, para identificar cuándo se debe emplear cada uno de ellos. La primera clasificación son los metales ferrosos, compuestos por minerales de hierro que deben someterse a diferentes procesos para conseguir la pureza necesaria. Estos tipos de metales son los más empleados en la actualidad. La segunda clasificación son los materiales no ferrosos, estos no proceden del hierro y tienen una gran variedad de aplicaciones. Suelen distinguirse por su densidad y, en general, se alean con otros metales para mejorar sus propiedades. Observa la siguiente tabla:

Metaltec-estructuras-metalicas

 

 

A continuación, te mencionaremos los materiales de construcción más utilizados de ambas clasificaciones. 

Acero

Al mezclarse con otro material consigue propiedades que lo hacen ser un recurso duro, tenaz y de gran resistencia. Por ejemplo, si combinas el acero con el manganeso se vuelve resistente al desgaste; con el cromo, el acero es inoxidable y con el níquel evitarás la corrosión. En pocas palabras, el acero te servirá para cualquier tipo de estructura metálica que desees llevar a cabo. Por algo es el material más utilizado en construcción. Entonces, únicamente tienes que identificar los diferentes tipos de acero y saber cuándo emplear cada uno. Al analizar detenidamente el tipo de construcción a realizar, el acero te resultará un material muy eficiente.

Hierro forjado

De las distintas aleaciones con el hierro, el forjado es el más puro, duro, y manipulable que existe. Incluso se ha empleado para grandes estructuras metálicas a lo largo de los años. Un ejemplo, la torre Eiffel, que si bien, el hierro no se empleó en la totalidad de la obra, sí en un porcentaje. Cabe destacar que este material es más frágil comparado con otros. En la actualidad, la dificultad de unir el hierro con más elementos mediante la soldadura ha hecho que sea destinado para usos decorativos o secundarios en la construcción. Por ejemplo: rejas y demás construcciones que poco tendrían que ver con la cimentación de una estructura metálica.

Cobre

Ya no es común ver a este material no ferroso empleado en la elaboración de estructuras metálicas. El principal motivo es que ha sido destinado a funciones específicas por su elevado precio. Sus cualidades electroquímicas lo hacen necesario en la mayoría de las construcciones. Sobretodo en la fabricación de conductores eléctricos, radiadores, soldados, tuberías, incluso en el techado de los edificios, ya que es un excelente impermeabilizante. Además, es un material que aporta energía y una apariencia estética favorable. No es un material viable para formar una estructura, pero sin duda sigue siendo un elemento que aporta mayor protección a la misma y que sigue siendo imprescindible en las obras de construcción.

Aluminio

El aluminio es un material ligero comparado con el acero. Es vérstail y fácil de manejar. Si bien las estructuras no pueden ser sostenidas por este material, puede resultar una excelente opción para cubrirlas, aportándoles mayor protección. A pesar de que este material se emplea más que nada en la construcción de aviones y estructuras de poco peso, sigue siendo un metal presente en las instalaciones por sus múltiples usos. Es importante resaltar que las aleaciones tienen que ser seleccionadas con especial cuidado y probadas por especialistas. Esto para asegurar su completa funcionalidad según el propósito buscado.

Estudia las distintas formas de aleaciones

Al ser el encargado de un proyecto de construcción, es lógico que tengas muy en claro para qué sirve alear los materiales de construcción. Sin embargo, es importante mantenerse siempre actualizado sobre las ventajas específicas que van surgiendo de cada una de ellas. Saber utilizar los porcentajes adecuados y verificar con expertos si estás empleado la cantidad correcta para tu estructura metálica es una excelente manera de mejorar día a día la calidad de tus construcciones.

Categorias: Mantenimiento, Diseño

Comparte

Nuevo llamado a la acción
Deja un comentario

¿QUIERES NUEVOS ARTÍCULOS ANTES QUE NADIE?

X