27 DE noviembre, 2017

Cómo se construye una estructura de acero

Cómo se construye una estructura de acero

Autor: MetalTec

Las estructuras de acero son muy atractivas para la industria de la construcción. Entre la múltiples razones, se encuentra su ensamblaje rápido así como la posibilidad de trasladar las piezas desde el taller hasta la obra.

El acero, además, es un material flexible que tiene la peculiaridad que las estructuras construidas de él resultan resistentes a fuerzas naturales como los terremotos. A pesar de su versatilidad, existen procesos que se deberán seguir para la correcta construcción de una estructura; a continuación mencionaremos los más importantes.

Pasos para la construcción de una estructura de acero

Uno de los principales atractivos es la versatilidad del proceso de construcción, siempre de acuerdo a las necesidades del proyecto. Por eso, ninguna estructura de acero se construye exactamente de la misma manera que otra.

Además, planear la construcción de estructuras es una labor especializada, reservada para ingenieros calificados, con muchos años de experiencia que les respalden. Sin embargo, si reducimos el proceso a sus pasos más elementales, tendríamos algo así:

Procesos previos a la construcción

Una estructura metálica comienza como concepto. Un cliente se acerca al ingeniero con una idea, esperando que él pueda convertirla en realidad. Tal vez es un nuevo centro comercial, o una nave industrial para su creciente empresa.

Sea cuál sea el propósito de la estructura, el ingeniero dirige su atención hacia desarrollar un diseño para la construcción. Una vez completado el diseño preliminar, ya se puede delimitar un presupuesto para el proyecto.

Una vez aprobada la obra y firmado el contrato, lo que sigue es planear la logística. Todo, desde la fabricación de las piezas hasta la entrega de la obra sigue un proceso riguroso delimitado en esta etapa. Se planean, entre otras cosas, las herramientas y máquinas que se utilizarán, el tipo de acero a emplear y el método de construcción a seguir.

También, antes de la fabricación, se deben realizar todos los trámites y preparativos legales para la construcción.

Fabricación

La fabricación comienza una vez que el ingeniero a cargo recibe el material para la construcción. El metal utilizado para la estructura proviene de molinos de acero. Antes de empezar a cortar y ensamblar el material, es importante llevar a cabo un control de calidad. El propósito es asegurar la integridad del acero para asegurar la calidad estructural de la obra.

Lo que prosigue es la fabricación de las piezas a partir del metal. Gracias a tecnología de primera, los planos se convierten en diseños minuciosamente cortados con asistencia de máquinas especializadas.

El traslado

Las piezas preparadas han de ser transportadas al sitio de la obra para su ensamblaje. Las especificaciones del traslado son delimitadas previamente, junto con la logística de la construcción.

Los instrumentos y vehículos para el transporte, así como el peso y las dimensiones de cada pieza, son contempladas al planear el traslado. La logística del transporte está diseñada para maximizar el aprovechamiento de recursos y hacerlo en el tiempo y forma adecuada, así como apegarse a limitaciones legales.

El montaje

Una vez llegadas las piezas al sitio de la obra, comienza el proceso de montaje y ensamblado. Usualmente, se empieza por los cimientos, seguidos del levantamiento de las columnas de acero que sostendrán la estructura. A continuación, las vigas de acero, junto con otras piezas de la obra, son ensambladas y atornilladas.

Después del montaje, prosigue el plomeo y la alineación. Las estructuras de acero requieren un trabajo enormemente preciso. El margen de error es mínimo, casi inexistente. Gracias a lo minucioso que debe ser el trabajo, se reducen las sorpresas con la que se encontrarían los constructores al trabajar con otros tipos de materiales. De igual manera, el proceso de montar la obra es relativamente rápido, comparado con otros proyectos hechos de otros materiales.

Cuando la obra está montada, prosigue la realización de ajustes necesarios. Dependen enteramente de la estructura levantada, de las peculiaridades del proceso de montaje y de lo que se hizo evidente durante la realización del montaje. Problemas o situaciones no previstas son enfrentados en esta etapa para entregar la mejor obra posible.

Posteriormente, cuando la estructura está finalizada, procede el control de calidad. Es importante asegurarse de la integridad estructural de la obra, de su resistencia y de su durabilidad. Cuando se realizaron los planos, lógicamente, la obra construida debe apegarse a los estimados previos.

Categorias: Diseño

Nuevo llamado a la acción
Deja un comentario

¿QUIERES NUEVOS ARTÍCULOS ANTES QUE NADIE?

X