10 DE noviembre, 2017

Mérida: La próxima ciudad vertical

Mérida: La próxima ciudad vertical

Autor: Jorge Walker

La necesidad de construir edificios de altura siempre ha sido evidente en las megaciudades mexicanas. Sin embargo, la modernización y el desarrollo económico del país se han expandido inevitablemente en últimas fechas. La idea de construir edificios cada vez más altos en ciudades en pleno crecimiento como Mérida, ya es una realidad. Mejorar las condiciones urbanas, el espacio, sustentabilidad ecológica, seguridad, la lucha contra los incendios y el ahorro de energía, son solo algunos de los motivos por el que los inversionistas se unen a la tendencia de apostar por una ciudad vertical.

La cultura en construcción empieza a enfrentar nuevos cambios, esto ha llevado a los proyectistas del sureste a la necesidad de actualizarse y adoptar métodos constructivos que aseguren la calidad de sus obras de altura.

Puntos para optimizar el proyecto de construcción en una ciudad vertical en desarrollo

Los edificios verticales se convirtieron en una opción para aprovechar los espacios urbanos y reducir los costos en construcción. Por ello, empresarios han decidido aprovechar la creciente demanda ante una oferta que la competencia aún no ha abarcado. En un artículo escrito por el medio periodístico Milenio Novedades se puntualiza que en los últimos seis años la vivienda vertical en la ciudad de Mérida creció en más de dos mil por ciento; estas cifras fueron expuestas por el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda. En el mismo artículo se detalla que los proyectos de departamentos se destacan con un nivel alto de ventas, principalmente por ubicación y diseño; cifras de la Canadevi revelan que la mayoría de los proyectos verticales tienen ventas de 1.5 unidades al mes.

A pesar de que el cambio de cultura ante la urbanización apenas ha empezado a notarse, los proyectistas deben estar preparados para aprovechar las oportunidades que se avecinan. Además de factores como la ubicación, espacio y sustentabilidad ambiental en edificios, también es necesario hacer énfasis en un tema del cual nuestra experiencia en estructuras verticales nos permite compartir.

Reduce el tiempo de construcción

El tiempo de obra de un edificio puede tardar varios meses e inclusos años en terminarse. Por cada día que pasa el costo de la obra va aumentando por distintos factores y tanto el proyectista como el inversionista estarán contra el reloj. Han sido varios los contratistas que nos han preguntado la manera de optimizar el tiempo de obra lo mejor posible. Ante esta situación nosotros siempre hemos hecho énfasis que lo que en un año le tomaría a una estructura de concreto, nosotros lo haríamos en promedio de 7 meses.

Aumentándole al tiempo de realización, si el edificio contará con más de 6 niveles, el concreto empezaría a incrementar su costo exponencialmente. Además, otros factores como el rendimiento de la mano de obra también se tienen que tomar en cuenta;  ya sea por la poca versatilidad del material, la cantidad de tuberías o el escombro que tiene que irse removiendo por varios días consecutivos.

Refuerza la resistencia del edificio

Para aumentar la calidad y resistencia de la obra, calculamos el nivel de reforzamiento de la vigas metálicas en proporción a la altura y especificaciones del proyecto. Es importante emplear materiales que vayan acorde a las necesidades de la estructura, para poder ofrecer un edificio resistente a cualquier situación natural o accidental, por esto existen diversos perfiles de acero. La versatilidad de estos permite que el material se adapte a lo requerido por lo que lograr diseños funcionales no es problema.

Incrementa el espacio funcional

Yucatán sigue representando una excelente oportunidad para inversionistas que deseen ofrecer los beneficios de una ciudad vertical a los habitantes, esto gracias a que cada día que pasa la plusvalía del terreno yucateco crece, en parte gracias a eventos sociales como la migración o la inversión extranjera. Este crecimiento trae unos cuantos problemas; sobretodo cuando hablamos de Mérida que, al ser tan ancha, la cuestión de infraestructura y servicios es escasa. La mejor opción para aprovechar el terreno es construir para arriba.

La cultura empieza a adaptarse al cambio

La creciente necesidad de construir edificios cada vez más altos y a la vez seguros, son los motivos principales por los que se requiere un buen diseño de estructuras metálicas en México. Esta tendencia se ha ido viendo cada vez más seguido en Mérida, que a pesar de haber tardado en construir verticalmente, ahora abraza el cambio: el Centro Internacional de Congresos, el Museo del Mundo Maya o los diversos edificios del periferico de la ciudad prueban esto.

La ciudad crece con varios corporativos y gente extranjera buscando oficinas en las cuales asentarse. Esto genera una gran influencia en el comportamiento económico del estado en general porque ¿A qué empresa no le gustaría que su edificio se convierta en un reconocido pionero del levantamiento de la ciudad?

Nuevo llamado a la acción
Deja un comentario

¿QUIERES NUEVOS ARTÍCULOS ANTES QUE NADIE?

X